Nov 30, 2017

Este jueves finalmente Paolo Guerrero se puso cara a cara con la FIFA y dio su versión de los hechos luego de que un control antidiopaje realizado el 5 de octubre luego del partido entre la Argentina y Perú por Eliminatorias disputado en Buenos Aires le diese positivo.

El delantero de 33 años estuvo 4 horas en las oficinas de la Casa Madre del fútbol Mundial en Zúrich, Suiza, y dio sus sensaciones ante la prensa.

“Fue un juicio de cuatro horas. Duró mucho tiempo, pero probamos todo. La FIFA descartó el consumo de cocaína. De eso no se habla más. Solo falta la decisión de la FIFA”, sostuvo en declaraciones a Globoesporte.

Los abogados habían mandado a hacer a Canadá unas pruebas utilizando muestras de cabello de futbolista gracias a las cuales habían podido determinar que no había consumido cocaína.

“Estoy tranquilo porque soy inocente. He venido a Suiza a demostrar mi inocencia. Gracias a Dios he conseguido todas las pruebas, que son fundamentales. Estoy seguro de la absolución. Solo falta que ellos (la FIFA) tomen una decisión”, agregó el futbolista de Flamengo.

Con respecto a la sanción temporal que recibió y que termina el 4 de diciembre, Guerrero se mostró dolido: “En estos 30 días me cortaron las piernas porque no pude jugar”. El delantero se perdió de disputar la semifinal de la Copa Sudamericana con el Flamengo.

Fuente: INFOBAE