Oct 10, 2017

Sergio Ramos ha atendido a la revista France Football como uno de los nominados al Balón de Oro. El central del Real Madrid muestra su orgullo por formar parte de la lista de los mejores jugadores del mundo, habla del trabajo de Zidane y de los nuevos retos con el Real Madrid.

No habrá caso Neymar-Cavani en el Madrid: “No, porque normalmente todo está previsto antes del partido. Todo está organizado y coordinado. Cris tira los penaltis y si no está los tiro yo. Hay incluso un tercer lanzador designado antes de cada partido. Es la mejor forma de evitar problemas sobre todo de cara a la opinión pública y sabiendo que todos los focos están sobre nosotros y están pendientes de todos los detalles. Cavani y Neymar son dos grandes jugadores y seguro que llegarán a un acuerdo”.

Nominado al Balón de oro: “Estoy muy feliz por estar entre los elegidos. Los premios individuales ensalzan más los colectivos, pero siempre sientan bien. Porque cuando vives para el fútbol, dedicas tanto esfuerzo y tantas horas que no puedes dedicar a tu familia, este tipo de reconocimientos te llenan de orgullo. Es muy gratificante estar entre los mejores del mundo”.

La envidia hacia el Real Madrid: “Algunos quieren hacer creer a la gente que nos han dado todo porque sí, como sin esfuerzo. Como si nos hubieran regalado los títulos, pero la historia de este club y de sus jugadores se ha construido a través del esfuerzo y el sacrificio. Para llegar hasta aquí nos hemos comido muchos campos de tierra y nos hemos dejado muchas rodillas en la tierra”.

Su relación con Zidane: “Tenemos una bonita amistad. Es verdad que me gusta ser leal y es muy sencillo con él porque nos decimos las cosas claras. Cuando tengo un amigo es para toda la vida y con el míster tengo una bella amistad. Como dijo una vez Maradona, es blanco o negro, pero nunca gris. Con Zidane es así. Desde la franqueza y la transparencia, no nos callamos nada”.

Decisivo en las grandes citas: “Soy así, soy exigente conmigo mismo hasta el último aliento, hasta el último segundo de partido. Mientras sea posible, poco importa lo que falte de partido. Lo intento. Es sobre todo la mentalidad lo que cuenta. La esperanza es lo último que se pierde y eso va en el ADN del Madrid y en el mío. En situaciones complicadas que pueden afectar a gente, yo busco cómo reaccionar. Es mi creencia, mi ambición…”.

Fuente: MARCA